lunes, 18 de agosto de 2008

LA FOTO QUE VIENE

18 de agosto de 2008


Fernando Belaunzarán


Discutir hasta la última implicación metafísica de una hipotética foto entre dos políticos parecería absurdo en muchos países del mundo, pero no en México. Aquí especular sobre reconocimientos y alianzas, avales y acercamientos, mensajes cifrados e incongruencias evidentes, pactos subterráneos y transacciones de principios -todo puesto al descubierto por el lente de una cámara- es deporte entre los analistas. Y es que mientras en otras partes la relación entre políticos, incluso entre aquellos que son antípodas, es natural, aceptada y se da sin ningún tipo de mala conciencia, en nuestro país pervive, aún en ciertos ámbitos intelectuales, el prejuicio de que la política es la práctica institucionalizada de la “transa” y, por lo tanto, todo encuentro entre dos políticos de distinta tendencia es, de entrada, sospechoso. Además, quién sabe por qué, se le otorgan a las fotografías poderes esotéricos que redimen o condenan, como si la exposición de A dándole la mano a B significara, por ese sólo hecho, que se comunican el prestigio o el desprestigio, que el apretón de manos borrara las diferencias y expresara purificación, olvido y complicidad. Pues bien, toda esa mitología que nadie debe subestimar y cuya fuerza es mayor en los sectores más atrasados, se pone en tensión ante el próximo e ineludible encuentro entre Felipe Calderón y Marcelo Ebrard.

Por supuesto, la conclusión traumática del proceso electoral del 2006 que llevó a la tendencia política a la que pertenece Ebrard a desconocer la legitimidad del ganador oficial de los comicios eleva exponencialmente el significado mediático del encuentro, sobretodo siendo el único gobernante perredista que, por las condiciones de la entidad que gobierna –el DF es la que menos depende de las participaciones federales y es la ciudad que gobernó y arrasó electoralmente Andrés Manuel López Obrador-, se había dado el lujo de rehuir toda reunión con el titular del Ejecutivo federal. Por lo mismo, la foto entre quienes encabezan los dos gobiernos más importantes del país se encareció, es decir, se sobrevaluó en el ya de por sí desmedida valorización que en México se le da. En ese sentido, no se necesita ser experto en comunicación para entender que cualquier reunión de trabajo, con independencia de su importancia, se volvería un acontecimiento mediático si es que en ella coinciden ambos personajes.

El problema para Marcelo es que no tuvo la posibilidad de elegir el momento de esa reunión tan esperada y las circunstancias lo obligaron a quemar un recurso que después hubiera podido aprovechar de mejor manera a favor de sus legítimas aspiraciones presidenciales. Imponderables como la tragedia del News Divine y la crisis de su partido redujeron su margen de maniobra, pues por un lado se lesionó la imagen de su gobierno y por el otro se complicó el escenario electoral del PRD en la ciudad de México. En ese contexto, y frente al justo reclamo de ¡Ya basta! a la delincuencia tras el abominable secuestro y asesinato de Fernando Martí, resulta más que comprensible que haya aceptado el encuentro con Felipe Calderón, pues de lo contrario lo hubieran acusado de anteponer los intereses de la lucha política a los de la sociedad en un problema por demás sentido en la población. Además, la negativa habría hecho que entrara en conflicto con sectores económicamente influyentes con los que ha venido tejiendo una relación cercana, no obstante el alejamiento de ellos con Andrés Manuel López Obrador. Es más, rechazar el encuentro hubiera sido interpretado como subordinación del actual jefe de Gobierno respecto a su antecesor y, peor aún, cuando precisamente tiene la imperiosa necesidad de que se vaya notando cierto distanciamiento.

Discutir sobre una foto resulta una frivolidad frente a un problema de Estado que requiere de unidad nacional para enfrentarlo y por eso la sociedad va a recibir bien la reunión Ebrard-Calderón y lo de menos es que se dé en el marco de un encuentro de gobernadores, pues para el sector fundamentalista del pejismo es mucho pedirle que distinga la diferencia entre una “cumbre” y una reunión bilateral. No hay que darle vueltas, para el círculo lopezobradorista será bordear en la traición, aunque muchos de ellos por cálculo pragmático prefieran guardarse sus opiniones o decidan hacer tímidos respaldos.

Pero de cualquier manera, la cuenta regresiva se está terminando. Lo que menos quiere y necesita Marcelo Ebrard es que estalle la resistencia civil en las calles de la Ciudad de México. Un acuerdo satisfactorio para la izquierda en la reforma energética pudiera salvarlo de ese difícil trance. Pero López Obrador se juega su última, perdón, única carta con el llamado a la insurrección civil en septiembre -cual cura Hidalgo- y, por lo mismo, es de esperarse su rechazo a cualquier acuerdo, así lo que resulte sea básicamente lo planteado en la iniciativa avalada por “los intelectuales”. Ebrard necesita ganar el 2009 para pensar en el 2012 y la lucha callejera sería su ruina electoral. A AMLO no le interesa la contingencia de la elección intermedia más allá de garantizar que personajes claves de su entorno bajen al infierno de la institución legislativa de San Lázaro para operar desde ahí por él. ¿Podrá Ebrard evitar el caos en la ciudad, atraer la simpatía de los sectores medios y ratificar el triunfo electoral perredista en el DF sin deslindarse de Andrés Manuel y su lógica rupturista.? Pues, ¡pasen!, paén! a ver como piensa conseguirlo Marcelo, “El equilibrista”.


De paso…

Derrota. En lugar de asistir al Consejo Nacional para discutir la reforma energética y el plan de acción del movimiento, AMLO decidió sabotearlo y cerrar las oficinas del CEN de su partido. Con ello no ganó nada y en lugar de debilitar a la dirección que está trabajando un acuerdo viable y sin privatización para PEMEX y forzar su salida terminó por fortalecerla, pues el Consejo se realizó, prevaleciendo la institucionalidad por sobre el chantaje y la violencia. Está más que comprobado que recibir descalificaciones de Noroña eleva la simpatía social. Además, los pejistas exhibieron su escasa convocatoria y su nula capacidad para articular un discurso medianamente comprensible para justificar lo injustificable. Legal, política y moralmente fue un triunfo de los “modositos”… Alejandra Barrales fue descalificada por el Tribunal Electoral del Distrito Federal, el cual mandató a la Comisión Nacional de Garantías a valorar todas las pruebas presentadas por Jesús Zambrano y a hacer una nueva resolución, por lo que ya no se le puede considerar presidenta del PRD capitalino. Se tambalea la azafata bejaranista. Lo bueno para ella es que a pesar de todas las ofensas lanzadas por parte de su equipo contra los integrantes de la CNG puede estar segura que su caso será juzgado con la misma imparcialidad que esa instancia ha demostrado a lo largo del proceso y que, en caso de que no le guste el fallo, tiene abierto el camino de los tribunales. Se espera que en los próximos días Francisco Chiguil convoque, en reciprocidad, a un mitin para respaldarla… Sólo la mezquindad más ruin podría escamotear la contribución decisiva de Cuauhtémoc Cárdenas a la iniciativa que presentará el FAP en materia energética… Izquierda Unida en reuniones por separado ha propuesto como posibles presidentes del partido a Lázaro Cárdenas, Carlos Navarrete, René Arce, Jesús Zambrano, Luis Sánchez, Héctor Bautista, Martha Dalia Gastelum, entre otros. Sea para tratar de provocar fisuras estimulando con vulgaridad hipotéticas ambiciones personales o sea porque AMLO tiene vetados a Jesús Ortega y a Guadalupe Acosta Naranjo, lo cierto es que con estas voladas se nota la enorme desesperación que sufren, al igual que con los actos porriles de sabotaje al partido que de manera vergonzosa encabezan algunos de sus dirigentes… China impresionó al mundo con la fastuosa inauguración de los juegos y las competencias han estado a la altura de las expectativas, incluido el desastre deportivo mexicano por la incapacidad, como en tantas otras cosas, de planear a mediano y largo plazo. El “capitalismo de Estado” chino es un milagro de crecimiento, pero una calamidad en derechos humanos y democracia. Aprender lo bueno de esa potencia es, en primer lugar, invertir en serio en educación, ciencia y tecnología y hacer programas que no se agoten en un sexenio…

6 comentarios:

Anónimo dijo...

El PRD toma el PRD
Kafka.

lalo dijo...

La lucha contra la inseguridad-que espero se vuelva contra la impunidad- esta orillando a Marcelo a romper antes de lo previsto con Andres Manuel. ¿hasta donde va a estirar la liga antes de romperse?
la unidad del PRD esta en juego
la presidencia de México esta en juego.

saquen las palomitas que desde el tendido los toros se ven mejor

Anónimo dijo...

Se habla del PRD, en la politica, como si esta fuera equlibrada, justa y democratica. Cualquier palabra o accion que exprese este partido sera usado en su contra. Pues para eso estan los medios al servicio de ese poder neoliberal y nefasato que tiene hundido a Mexico. Al PRD solo un milagro ouede salvarlo, y ese milagro se llama participacion ciudadana con valor civico.

Diego Alberto El Magno dijo...

Hace unas semanas, se publica una encuesta rumbo al 2012, arrojando los siguientes resultados:
1er: Peña Nieto
2do: Marcelo Ebrard
3er: AMLO

los tres muy cercanos, algo asi como 29, 28 y 25 porciento respectivamente, por lo que si analizan las cifras SUMADAS Y UNIDAS las dos fuerzas perredistas AMLO-EBRARD tenemos de nuevo la presidencia ganada... soo sera cuestion de que uno ceda por el otro (espero) y realmente deseo que AMLO ceda por Ebrard...

Por otro lado, LA FOTO, en algun momento de los DOS MIL CIENTO NOVENTA dias de mandato (de un sexenio) se iba a dar... y por lo menos se esta dando mucho tiempo despues, y porque la inseguridad a obligado a Marcelo hacer eso... pero esa, es otra historia.

lalo dijo...

¿Que encuesta?
pasanos el link (liga) por favor.

grs

Diego Alberto El Magno dijo...

Realmente te debo el link, y esque osea, lo lei en prensa escrita: EL IMPARCIAL, un periodico de Hermosillo, (de aka soy), pero todavia no fue una encuesta hecha por este diario, sino que creo que fue hecha por grupo Reforma porque ete periodico pone notas de reforma en una seccion...