lunes, 28 de abril de 2008

LA DERROTA DEL CADERÓN

Felipe Calderón ya perdió. Entre más tarde en darse cuenta, peor para él. Su reforma energética está muerta, pero, si se obstina en mantenerla viva, entonces su derrota será estruendosa. El punto no es si sus adversarios han bajado puntos en las encuestas electorales o si el rechazo que éstos provocan en el grueso de la sociedad es astronómico sino saber cuántos y quiénes están dispuestos a contribuir con el incendio del país para sacar una reforma privatizadora de medio pelo que se volvió emblema de un gobierno que es incapaz de entusiasmar y no parece tener la menor idea de a dónde conducir al país. O, dicho de otra manera, la reforma no importa; es la incierta resultante del choque de dos fuerzas, cuyo escenario no son las urnas sino las calles, lo que a fin de cuentas le quitará el piso a la iniciativa más temprano que tarde. Al menos que el titular del Ejecutivo esté dispuesto a instaurar un Estado policiaco y pueda convencer a otros decisivos factores de poder que eso es necesario. Dudo de lo último.

Sigo sosteniendo que Calderón, al igual que Andrés Manuel López Obrador, ve la inminente confrontación como una oportunidad; pero mientras éste último tiene la decisión y la fuerza propia para llevar a decenas de miles a la acción directa y poner en jaque al Estado, poniéndolo en la disyuntiva de ceder o reprimir sabiendo que esto último puede significar el escalamiento del conflicto y no su solución, el otro necesita de convertir al PRI en compañero de viaje en dicha aventura, tener el respaldo de las fuerzas armadas, que los empresarios que lo impulsaron para mejorar sus negocios acepten abrir la puerta a la inestabilidad política y social por tiempo indefinido y contar, por lo menos, con el aval del gobierno de Estados Unidos que tiene una campaña electoral encima y pocas ganas de tener que lidiar con la ingobernabilidad de su vecino y el previsible desbordamiento de su extensa frontera sur.

Es verdad que se escuchan los tambores de guerra entre los panistas, que la ultraderecha afila sus cuchillos mientras le sale espuma por la boca, que el exabrupto presidencial, al más puro estilo Vicente Fox, de llamar ridículos a los legisladores del FAP no fue tal sino que se trató de una provocación premeditada para fortalecer al sector intransigente del lopezobradorismo y apostar a que el eventual endurecimiento terminara con la posibilidad del debate nacional y se pudiera imponer un expedito procesamiento parlamentario. Pero lo que todavía no cae en cuenta Calderón y su coro de la derecha rabiosa es que su oponente les cambió el tablero. El voto de castigo le tiene sin cuidado a AMLO porque se llevó el punto de definición a otra parte. Mientras el PAN piensa en cachar los réditos de la polarización en las elecciones intermedias, del otro lado ni siquiera las consideran porque no es con el sufragio como esperan desestabilizar a ese gobierno cuestionado de origen a la mitad de su mandato.

Resulta más complicado determinar quién se perfila como triunfador. No estamos en un escenario de suma cero. Recordemos que el petróleo es un asunto importante, pero se enmarca en una lucha por el poder que lo rebasa y cuyo resultado final no lo van a resolver las instituciones, pues una de las partes no sólo no las acepta sino que las combate. Es una lucha antisistémica aunque buena parte de los pertrechos se encuentren y se nutran del sistema mismo. Pero en esa lógica no hay nada mejor y más rentable que suceda lo que también quiere el facineroso de Calderón: el mayoriteo del PRIAN. No hay nada mejor que el agravio y más sobre un asunto emblemático, simbólico e identitario como lo es el petróleo para escalar el conflicto, multiplicarlo y extenderlo a todo el país.

Sin embargo, no creo que le vayan dar ese regalo a López Obrador, entre otras razones, porque el PRI no tiene nada que ganar en un escenario así y no parecería muy inteligente otorgarle un cheque en blanco al gobierno panista para reprimir a la oposición y más sobre un tema que se les complica internamente por sus resabios nacionalistas y la existencia de un sector en sus filas que no está dispuesto a que se le señale como cómplice de la privatización petrolera. Mucho riesgo para tan poco beneficio, exactamente la fórmula inversa con la que han navegado durante lo que va del sexenio. Por eso es que no veo que haya posibilidad alguna de que se apruebe cualquier reforma energética antes del 2009, después del proceso electoral.

Desgraciadamente se va a desaprovechar la oportunidad preciosa que significa el debate nacional para encontrar vías de fortalecimiento de PEMEX sin necesidad de privatizar. Pero cualquier cosa que se presente va a tener réplica en la calle, pues ese es, como dijimos, el objetivo. No se trata de llega a acuerdos sino delimitar campos: el de los patriotas frente al de los “traidores”. En ese sentido sobra convencer, resaltar coincidencias, delimitar disensos, negociar posibles soluciones. Por eso se entiende que el debate haya sido calificado por el líder como “vacilada”.

El PRD pagará los costos en las próximas elecciones si es que existen las condiciones políticas para que se lleven a cabo. Lo cierto es que hoy se encuentra embarcado en una aventura que no decidió. La hierba está seca y puede prenderse, pero nadie sabe lo que quede después del incendio. Así que Calderón pierde, pero ¿quién gana?


De paso…

Mañas. Los celulares blackberry hurtados por personal de seguridad de Felipe Calderón a diplomáticos de Estados Unidos en aquel país es una vergüenza para el gobierno mexicano, pero creo que lo describe muy bien…Del Pirro perredista: “otra victoria como la de la toma de las tribunas y en el 2009 perdemos el registro”…Todo el problema de la aprobación fast track del Estatuto de Gobierno se debe a una penosa omisión. Los que acordaron las reformas constitucionales en materia electoral: estas modificaciones no aplicarán en las entidades gobernadas por el PRD…Lo que sí es mala onda es que se hayan saltado a la Comisión del Distrito Federal en la Cámara de Diputados, pues era una oportunidad preciosa para que por fin su presidente, el diputado Gerardo Villanueva, conociera a los integrantes de la misma…Indignados, algunos legisladores perredistas claman venganza y anuncian expulsiones a los que posibilitaron esos cambios porque argumentan el PRD no podrá tener más de 40 diputados en la ALDF. Que nunca haya tenido ese partido más de 38 es algo que los tiene sin cuidado…Pero como insiste Alejandra Barrales en estrenarse expulsando a inconsecuentes, quizá podría revisar si se encuentra en el programa del PRD la privatización de las vías terrestres y la construcción de avenidas exclusivas para ricos…

2 comentarios:

Juan Carlos Sierra dijo...

Qué tal Fernando, me da gusto saludarte.

Soy Juan Carlos Sierra. He estado siguiendo de cerca tus escritos, más por las guarras e insultativas invitaciones de Mesié Lalo que por convicción. Según él, a parte de Chucho Ortega, de Zambrano y de Amalia García, había brillos de inteligencia en el PRD. Pienso que en tu caso, más allá del orgullo de hermano, acertó.

Acabo de ver en Reforma.com el ejercicio “PRD: Una generación a prueba”, y la verdad quedé gratamente sorprendido con tus respuestas. La inmensa mayoría de ellas fueron más inteligentes y más progresistas que las de todos tus compañeros. No entiendo sinceramente qué haces en ese partido, no entiendo porqué no te han expulsado, dada la tendencia de la izquierda a auto destruirse o a eliminar cualquier corriente crítica o visionaria. Desafortunadamente, la única opción seria de izquierda institucional en nuestro país, está conformada por personas con ideas viejas, superadas, que más allá de darle un futuro a México, buscan regresarlo al pasado, al control del estado. La mayoría de los perredistas, encabezados por el demente de obrador -con minúscula-, buscan llegar al poder sólo para realizar vendetas personales: que quién mató a los estudiantes del 68, dónde están los muertos de las guerra sucia de los 70’s, quiénes son los culpables del fraude del 88, y así. El problema es que a la gran mayoría de los mexicanos NO nos interesa eso: nuestra principal preocupación es tener un trabajo estable, que permite vivir una vida digna, saludable; un país en paz y no dominado por la violencia, los robos, secuestros, el narco. Un país donde las familias permanezcan unidas, y no separadas por la migración. En lugar de estar debatiendo por el petróleo, que ya no hay, deberían estar debatiendo las medidas para hacer crecer económicamente al país y recuperar la diáspora de mexicanos altamente calificados que dejamos al país por falta de oportunidades, sin mencionar al ato grado de inseguridad, pues con toda impunidad y con dos días de diferencia, asesinan en México a los dos más altos mandos de la AFI y de la PFP sin que nadie haga nada. ¿Qué puede esperar un ciudadano común y corriente?


Repruebo absolutamente los métodos de cierres de calles, de mentadas de madre, de cierre de inmuebles –según leo en tu currículum estás familiarizado con ellos- y en general, los métodos del PRD.. Estoy convencido que para defender los intereses del pueblo, no tienes que ser un “jodido” ni actuar como tal. Es más, para mí eso es un estereotipo: conozco personas sin un peso en la bolsa, que son, mucho mejor educadas e inteligentes que cualquiera de esos simios perredistas que tienen secuestrado al Distrito Federal y a la UNAM.

Más que sus exabruptos- o sus brutos y animales- le reprocho al PRD el hecho de actuar como una minoría perseguida, cuando son la segunda fuerza del Congreso. Nunca se dieron cuenta de su poder: lo dilapidaron de la forma más estúpida, asegurando su estrepitosa caída en las elecciones del 2009. Pudieron haber sacado adelante sus reformas sus ideales, pero en lugar de eso, tus compañeros, cegados y cerrados, juran lealtad a un enfermo mental, que lleno de odio y rencor, hace todo lo posible para reventar el gobierno de México, a costa de toda la nación. Así, lo único que me queda de consuelo, es que el enfermo de obrador jamás llegará a la Presidencia de México.


Lo único que están haciendo el PAN y el PRD es entregándole al PRI la presidencia en el 2012. Y espera lo peor, porque el candidato que gane, será uno que necesariamente enarbole la bandera de la represión, que a su vez, el pueblo tomará como la única forma de poner orden y darle conducción firme y sostenida al país.

Realmente te deseo suerte en tu carrera política. La vas a necesitar. Aunque me da gusto saber que existe una persona con quién se puede razonar en ese partido.

Y por último, tres acotaciones:
1. -Es sabido que la izquierda más rancia y atrofiada, zángana y fundamentalista, está anidada en la UNAM; pero el que el rector haya dado la cara por los terroristas esos que quisieron vivir un cuento de hadas comunista en el siglo XXI se me hace de lo más indignante: la Universidad Nacional Autónoma de México no tiene porque atribuirse los actos de sus alumnos fuera de la escuela, a no ser que se diga: de la UNAM salió el premio Nobel de química Mario Molina, pero no que de la UNAM salieron los cuatitos éstos, “estudiantes”, que estaban en un campamento ultrasecreto secreto de terroristas FARC, “haciendo su Tesis”.

2.- Tienes toda la razón: el gobierno Calderonista es gris, cobarde, mediocre, enano y torpe. Al pueblo se le gana hablándole de frente, con la verdad. Él ya ocupa el puesto, no tiene nada que ganar. Al igual que Fox, no se da cuenta que él es el jefe, está investido y toda la fuerza del estado. Debería de estarse comportando como estadista y no como candidato. Por otro lado, estoy convencido de que hubo una guerra mediática sucia en contra de obrador, que hubo movimientos de influencias, amenazas, y muchas otras maniobras más. Pero México de 2006 no es el México del PRI: la gente votó por quién quiso votar, y creo firmemente que Calderón ganó legal. Desafortunadamente, el delirante y rabioso -para aplicar tu misma terminología- de zobrador, hizo esa faramalla que dio al traste con la institución ciudadana más valiosa de México: el IFE.

3.- Creo en la libertad como fin único y más preciado; creo en el libre mercado, en la decisión de la mujer sobre su cuerpo, en la unión legal de homosexuales, en el TLC. Pero creo que la responsabilidad hacia los más débiles va de la mano con cualquier progreso. Es una obligación, no una opción. Todo ello en relación a la sabia frase de Octavio Paz.

Herejía Política dijo...

Juan Carlos:



Gracias por haberte tomado el tiempo de leer el artículo y, más aún, por los comentarios que haces al mismo.



Comparto algunos de los puntos de vistas que viertes, aunque no la adjetivación excesiva que utilizas. De esa manera me parece que te igualas con los intolerantes y fundamentalistas que criticas. Me parece que debemos ser duros en las posiciones, pero no llegar al insulto, pues eso suele empobrecer muchos buenos argumentos.



Me preguntas que qué hago en el PRD. Soy de izquierda y me siento identificado con las luchas que hicieron posible al partido que, con todos sus errores y dificultades, ha sido motor de los cambios que han ocurrido en el país en las últimas dos décadas y hoy gobierna a más de 20 millones de personas. Hay cosas que no me gustan de mi partido, prefiero luchar por cambiarlas que salirme de él.



Concuerdo contigo en que el PRD debe ser propositivo y responder alas necesidades reales de la gente. También que los métodos de lucha no deben afectar a terceros y, por el contrario, debemos buscar la simpatía social y no asumir su repudio. En el próximo artículo me extenderé sobre esto.



De lo que no coincido me circunscribo a tu opinión sobre las FARC y la UNAM. Independientemente de la opinión que nos merezca una guerrilla que acude al método deleznable del secuestro y que es sospechosa de tener relaciones con el narco, lo cierto es que el ataque del ejército colombiano fue ilegal y contrario al derecho internacional. Estoy por la multilateralidad y el ejercicio de la diplomacia para resolver conflictos entre naciones. No estoy de acuerdo en que en América Latina se hagan incursiones del tipo de la franja de Gaza. La OEA y la ONU están para mediar conflictos y no podemos aceptar acciones justicieras. Legalmente los mexicanos muertos en ese ataque deben ser considerados como asesinados. Por otra parte, la UNAM hace bien en exigir al gobierno de Colombia que demuestre sus acusaciones.



En fin, que te agradezco mucho, y como dijo hace poco Juan Ramón de

la Fuente, coincidir y discrepar son privilegios de la inteligencia. Un fuerte abrazo.



Fernando Belaunzarán