lunes, 2 de junio de 2008

GOLPISMO EN LA ALDF

Una extraña intromisión estuvo a punto de hacer naufragar las reformas al Código Electoral y a la Ley Orgánica de la Asamblea Legislativa en el Distrito Federal que, como resultado de los recientes cambios al Estatuto de Gobierno que aprobó el Congreso de la Unión y de las resoluciones que al respecto acaba de emitir la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se tenían que aprobar en el órgano legislativo de la capital del país. Alrededor de las 14 hrs., del pasado jueves 29 de mayo, se decretó abruptamente un receso de la Comisión de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias debido a la necesaria valoración de una propuesta enviada por singular conducto a Germán Martínez, Presidente Nacional del PAN. El dirigente blanquiazul informó a sus diputados de las gestiones de un político veracruzano de mala fama y que responde al nombre de Miguel Ángel Yunes, el que montó el show de trasvestis al ingeniero Cárdenas durante su campaña en 1994, director del ISSSTE, promotor de la ley del mismo nombre y operador del primer círculo de Elba Esther Gordillo. El alfil de la poderosa líder sindical del magisterio se ostentó como paloma mensajera del jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, con una propuesta para detener el proceso parlamentario: repartir los nuevos consejeros electorales del IEDF en una negociación bilateral del gobierno de la ciudad con el PAN. Sobra decir que el Grupo Parlamentario panista no aceptó el ofrecimiento.

Ese fue el último de muchos intentos desesperados para parar las reformas propuestas. A últimas fechas, el recinto de Donceles se ha vuelto un auténtico mercado persa en el que sin recato alguno se busca, desde el oficialismo, hacerse de la conciencia de los legisladores a cambio de la entrega de recursos públicos sin ningún tipo de control. No lo pudo expresar mejor el diputado Agustín Guerrero al referirse a la verdadera fuerza de su todavía bloque minoritario: “Tenemos chequera” (El Centro, 30 de mayo de 2008).

Pero lo que estamos viendo sobrepasa ya el largo y tedioso draft legislativo de la fracción perredista, cuya permanente actividad ha hecho que nadie se sorprenda de la creciente, desinhibida y exultante puja gubernamental por hacerse, uno a uno, de más adeptos. Sin restarle importancia a la corrupción de diputados, la gravedad de lo que se ha vivido en las últimas semanas estriba en que el Poder Ejecutivo decidió lanzar una cruzada para someter a otro Poder que debe ser su equilibrio y contrapeso. Peor aún cuando por ese avieso propósito se interviene en la vida interna de partidos y grupos parlamentarios de oposición. Es verdad que es correcto, legítimo y necesario que cualquier gobierno tenga relación y llegue a acuerdos con la pluralidad política representada en el parlamento y, en ese sentido, nadie puede censurar a la administración capitalina por construir puntos de avenencia con el PAN, el PVEM y el PANAL, aunque lo ideal sería que lo hiciera a la luz del día y sin esconderse. Sin embargo, lo que no es admisible es que se alienten e instrumenten actos golpistas para que se decida en el edificio del Ayuntamiento lo que corresponde resolverse en el recinto de Donceles.

Se perdió toda proporción y no quedan restos del más tenue sentido de los límites. Lo que privó fue el descaro, la versión más rústica del machismo político que no ve más perspectiva para salvaguardar su honra que imponerse sin importar las formas ni el precio. Parece increíble que el gobierno de la capital en la situación tan complicada que de por sí vive tras el 2006, en medio de la crisis más grave en la historia del partido en el gobierno y de cara a la polarización nacional por la reforma energética juegue su capital a un albur de ajuste de cuentas interno y que los acuerdos con El Niño Verde y La Maestra tengan como centro el control legislativo a partir de golpes bajos y puñaladas traperas.

De un día para otro el coordinador del PANAL – conocida franquicia gordillista-, Xiuh Tenorio, se desdice de los acuerdos tomados con los demás Grupos Parlamentarios y decide hacer bloque con Agustín Guerrero. Pero lo que no guardó ningún recato fue el derrocamiento del coordinador de la Coalición Socialdemócrata, José Carlos Díaz Cuervo. Paradójicamente le tocó al diputado Alejandro Ramírez que había sido destituido de la presidencia del Partido Convergencia en el DF, según él mismo denunció, por intervención del GDF como represalia por sus acuerdos con Nueva Izquierda encabezar el acto golpista y ser nombrado sustituto con el apoyo de los pvemistas. A confesión de parte, relevo de pruebas. Por eso se debe reconocer nuevamente la franqueza del diputado Guerrero. El conocido legislador manifestó desde la tribuna su rechazó a las modificaciones y dirigiéndose al presidente de la ALDF, Víctor Hugo Círigo, dijo: “Ya te costó dos votos de coordinadores en la Comisión de Gobierno. Ya te costó el cambio de un coordinador en un Grupo Parlamentario” (Versión estenográfica del Diario de Debates, ALDF, 29 de mayo de 2008).

La salvaje ofensiva de desinformación de la prensa oficialista y la respuesta airada de altos funcionarios a la aprobación de los cambios que la ALDF estaba obligada a hacer, pero que pretendían posponerlos para que no se instrumentaran en la elección intermedia del 2009, ponen al descubierto el grado de intervencionismo que tuvo el gobierno durante todo el proceso. Actitud inexplicable porque los “controvertidos” cambios al Estatuto de Gobierno fueron avalados por votación unánime de la Asamblea Legislativa antes de enviarlos al Congreso de la Unión y responden a la agenda democrática que impulsó el PRD a nivel federal. Se pierde de vista que si bien la congruencia tiene costos, son mayores los beneficios de la confianza y la autoridad moral que da ofrecer como gobierno lo que se exige como oposición.

Es falso que la división de poderes sea ineficaz y debilite a los gobiernos. La ALDF es buen ejemplo de ello. Esta legislatura es por mucho la más productiva, cuantitativa y cualitativamente, de la historia reciente de la capital del país. No en balde pudo descongelar la Ley de Sociedades en Convivencia y despenalizar el aborto, en lo que han sido las principales derrotas ideológicas de la derecha desde que Calderón asumió el cargo. La gran lucha por la democratización del país es precisamente desconcentrar el poder. Es verdad que vivimos el feudalismo de los señores gobernadores (casi) todopoderosos. Pero la izquierda tiene muchas razones para que sus gobiernos sean diferentes. Que los consejos electorales de los estados estén controlados por los titulares del Poder Ejecutivo no es razón para que en la entidad perredista más importante ocurra lo mismo. En todo caso, es al revés.


De paso…

Consulta. Donde sí le fue bien a Marcelo Ebrard fue en el Senado. La propuesta de consultar a la ciudadanía parece incontrovertible tras las primeras sesiones del debate y con el conocimiento del apoyo social que según diversas mediciones tiene ese mecanismo. El PRD hizo lo correcto al aprobar en su Consejo Nacional el impulso a la consulta en todo el país…Pero ese no fue el único acierto de la reunión del máximo órgano de dirección perredista. Se elaborará una iniciativa alternativa en materia petrolera a la propuesta privatizadora de Calderón y se buscará hacer la más amplia alianza posible entorno a ella…También lo fue el nombrar como secretario de finanzas a Rigoberto Ávila, hombre honesto que genera confianza en propios y extraños y que cuenta con una trayectoria incuestionable de hombre de izquierda. Esperemos que su cercanía con Alejandro Encinas coadyuve a los equilibrios, relaje la lucha interna, ayude a la gobernabilidad y normalice la vida institucional…De por sí, que todos hayan acudido ya era muy buena noticia…Tiene razón el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y debemos congratularnos de la amplitud que existe entre los que coincidimos en defender al petróleo. Por lo mismo, la coordinación de ese gran movimiento social diverso debe ser horizontal y no es aceptable ni deseable que alguien pretenda acapararlo. La lucha por defender la soberanía energética de México no tiene copy right…

2 comentarios:

acroy mendoza dijo...

Fer: como siempre poniendo el dedo en la llaga; y tu dedo trae ácido.
Saludos. Un abrazo.

abogadaperito dijo...

Mi pregunta es esa foto en tu blog con Zavaleta y de la mano con Ortega el "chucho" mayor significa que eres de "Nueva Izquierda" es algún mensaje ?