miércoles, 9 de junio de 2010

JUSTICIA ABC

Fernando Belaunzarán

La tragedia aún sacude, conmueve, interpela, demanda, obliga. No es para menos. Se trata de una herida abierta que no cicatriza, que sigue supurando y que será siempre lacerante. Como si no bastara lo terrible de la misma -el fin de la existencia de 49 niños y los daños, algunos de por vida, a mas de 70-, al año de ocurrida no hay nada que permita suponer o se aproxime a la justicia, rendición de cuentas o deslinde de responsabilidades.

Si las muertes siempre son dolorosas, todavía lo son más las que no debieron haber ocurrido, no porque pudieran tener inmunidad contra accidentes sino porque previniéndolos se evitan o, al menos, se disminuyen considerablemente las consecuencias. La ausencia de medidas de seguridad que la ley obliga genera responsabilidades ineludibles que, como última posibilidad ante la incapacidad de otras instancias, se espera determine la Suprema Corte de Justicia de la Nación que hizo bien en ejercer su facultad de investigación para analizar las probables violaciones graves a las garantías individuales, tal como sin duda sucedió con las víctimas.

Es inocultable que existieron omisiones, negligencia y corrupción para que la guardería ABC pudiera operar sin cumplir con los requisitos mínimos de seguridad y que de haberse cumplido con la normatividad, el incendio no se habría convertido en tragedia. Por desgracia, en nuestro México no son de extrañar esas perversas prácticas y más bien parecen la regla, más aún cuando se presentan como resultado de una simbiosis que nos es muy conocida: la del poder político y los negocios.

Funcionarios del gobierno estatal muy cercanos al gobernador Eduardo Bours consiguieron el jugoso negocio de que el IMSS subrogara sus guarderías. Por cada niño la institución de salud pagaba más de 2 mil pesos mensuales y en ABC había más de 120. Lo menos que se podía esperar, máxime con ese nivel de ganancias, es que cumplieran con todos los requisitos de seguridad, pero la ambición de los dueños fue tan grande como sus influencias y pudieron operar sin problemas en una bodega habilitada “a la limón” como guardería.

Los ciudadanos sonorenses responsabilizaron de la tragedia en buena medida al gobernador Bours y a su círculo cercano, razón por la cual el PRI perdió la elección al gobierno de Sonora en 2009 cuando hasta antes del 5 de junio parecía segura y holgada su victoria. Sin embargo, la responsabilidad de otras instituciones también resulta evidente. De hecho hay tres instancias señaladas por el Ministro Zaldivar: Gobierno estatal, gobierno municipal e IMSS.

El incendio comenzó en una bodega del gobierno estatal que no estaba habilitada para tener material combustible, no contaba con medida de seguridad alguna y que, por si eso fuera poco, existe un peritaje en el expediente que señala que el siniestro pudo ser provocado al incinerar archivos, el cual se contradice con otro que establece la versión oficial como accidente. Por su parte, el gobierno municipal extendió los permisos de funcionamiento y aprobó las medidas de protección civil que no funcionaron. El IMSS subrogó una guardería que no cumplía con la normatividad y desestimó riesgos. Dinero y poder político es lo único que puede explicar tales fallas y omisiones que resultaron ser trágicas.

Ante la falta de respuesta e incapacidad de las instituciones judiciales del país para responder al clamor social de justicia y evitar así que prevalezca, como desgraciadamente es tan común en nuestro país, la impunidad, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ejerció su facultad de investigación y, con la autoridad que le da ser el máximo tribunal del país, la semana entrante deliberará sobre las violaciones graves a las garantías individuales que tan doloroso evento provocó y sobre quiénes son los responsables de las mismas.

La Corte no sustituirá a otros órganos de justicia y si bien su resolución no será vinculante, tendrá un peso político y moral de gran envergadura. Será difícil que ante la magnitud de la tragedia y el peso de la opinión pública, las instancias ejecutivas no actúen en consecuencia, aunque también es verdad que en México tenemos el penoso caso, único en el mundo, en que la SCJN resolvió señalar a un gobernante, a Ulises Ruiz, como responsable de violación grave a los Derechos Humanos y éste siga como si nada. Pero en el caso ABC, por la conmoción que sigue provocando en la sociedad, sería más difícil que se ignorará la decisión de la Corte. De ahí la preocupación de un sector por salvar a cómo dé lugar a los altos funcionarios del gobierno federal, como lo son Daniel Karam y Juan Molinar Horcasitas, éste último gran amigo del titular del Ejecutivo, Felipe Calderón.

El caso de Molinar Horcasitas merece mención especial porque pretendió sorprender a la opinión pública contestando un informe distinto al que se va a discutir en la SCJN. Tal como lo señaló Miguel Ángel Granados Chapa, su respuesta a la opinión pública se refirió a un documento preliminar de los magistrados Rosario Mota y Carlos Ronzón y no al del Ministro Zaldivar que es el que vale y en el que consta que, a contrario de lo que se queja, si se le concedió derecho de audiencia (Reforma, 6/VI/10).

No deja de ser curioso que durante el desafuero, Juan Molinar Horcasitas haya sostenido en numerosas ocasiones que Andrés Manuel López Obrador era responsable de las acciones y omisiones de todos sus subordinados en el Gobierno del Distrito Federal, al grado de pedir acción penal contra éste por una falta reparable y menor. Ahora, para sí mismo, como Director del IMSS que fue, dice en su escrito exactamente lo contrario y eso que en el caso que nos ocupa hubo casi cinco decenas de niños muertos y más de siete decenas de niños heridos. No cabe duda de que hay veces en que hubiera sido preferible guardar silencio, pues la vida da vueltas…

De paso…

Bolivar. Falleció el reconocido filósofo Bolivar Echeverría. Una pérdida lamentable y prematura, pues a sus 69 años de edad estaba viviendo una etapa muy creativa. Nació en Ecuador y tras estudiar en Alemania radicó en México desde 1971. Su lectura abierta y antidogmática del marxismo contribuyo a la renovación de éste. Estudioso de la Escuela de Frankfurt divulgó con visión crítica el pensamiento de Adorno, Horkheimer, Marcuse y, de manera especial, Benjamin. También se ocupó de los existencialismos de Sartre y Heidegger. Su visión novedosa del barroco latinoamericano como una forma alternativa de modernidad y acto de resistencia a la cultura occidental dominante marcaron sus últimos años. Descanse en paz. Muchos lo recordaremos… El asesinato del adolescente Sergio Adrián Hernández, acaecido en territorio mexicano mediante disparo de rifle telescópico por parte de un agente de la patrulla fronteriza no puede quedar impune. El hecho amerita que se le pidan cuentas al Embajador de los Estados Unidos, Carlos Pascual, y, por supuesto, que se le juzgue al homicida en juzgados mexicanos. Que el gobierno mexicano tenga la entereza y dignidad de pedir la extradición de ese criminal con uniforme… El “caso Greg”, tal y como está armado, hace agua. Testimonios fantasiosos de testigos protegidos y la falta de consistencia de las acusaciones saltan a la luz y dejan mal parado al juez de Nayarit que tardó sólo 14 hrs en revisar el expediente y emitir la órden de aprehensión después de que un juez en Toluca con los mismos elementos rechazó hacerlo. Por eso están desesperados viendo de qué más lo pueden acusar. Sin prejuzgar sobre la condición de culpable o inocente de Greg Sánchez se demuestra que tenían prisa por detenerlo en ese momento por cuestiones estrictamente políticas y por eso procedieron con un expediente hecho sobre las rodillas…Marcelo Ebrad acierta en decir que Juan Ramón de la Fuente sería un muy buen candidato y mejor jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Con ello no sólo coloca al exrector en la vitrina para ese importante cargo sino también genera una pregunta insoslayable ¿y por qué no para la Presidencia de la República? Máxime cuando el único que puede vencer al PRI en el 2012 a nivel nacional es precisamente De la Fuente… Pues que le vaya bien a México en Sudafrica. Está en un grupo difícil y arranca contra el país sede. Pero vaya que a los mexicanos nos urgen satisfacciones y alegrías…Sígueme en Twitter: @ferbelaunzaran

3 comentarios:

Alejandra Figo dijo...

Como siempre excelente XD!!

Elianne Espinosa dijo...

Me encantó!
Ojalá algún día la impunidad deje de ser el actor principal en tantas tragedias que ocurren en el país
Un abrazo

La fLaKa dijo...

Aunque ya muy sonado el tema de la guarderia ABC la forma en que lo planteas me ha parecido la mas acertada, es cierto que como presidente calderon tendria que tener la delicadeza de recibir a los padres, y estar al tanto de la investigacion, pero no como una responsabilidad, la responsabilidad primaria es del dueño de la guarderia que no cumplia con los requerimientos, en segunta al (los) funcionario (s) que hicieron la inspeccion antes de que abrieran y que debieron hacer las inspecciones posteriores. Yo tambien creo que se debe exigir justicia, pero a quien corresponde y no utilizar todas las tragedias que acontecen en el pais para fines politicos.
un beso