lunes, 19 de mayo de 2008

¡BIENVENIDOS A LAS INSTITUCIONES!

En política abunda la logofagia. Llamémosle así al acto de tragarse las palabras propias sin inmutarse. Sobresalen en esa actividad los políticos que utilizan un lenguaje “radical”, pero que, sin embargo, no puede esconder su pragmatismo. También lo hacen, y en grado de excelencia, aquellos que, siendo dignos especimenes de la clase política mexicana, se asumen como jueces morales de la misma, señalan con su dedo flamígero lo mismo a personas que a instituciones y son incapaces de medirse con la vara que miden por la simple razón de que reproducen lo mismo que denuncian. ¿Y qué decir de los que en la oposición eran fieros luchadores por la democracia y las libertades y llegando al gobierno descubren y ejercen las “ventajas” del ejercicio autocrático del poder, avalando y promoviendo lo que combatieron? Pero nada puede superar a la inmensa gula conceptual que, por fuerza, se produce entre los que tienen un pie dentro de las instituciones y con el otro las patean. Y esto viene a cuento porque no transcurrió ni un par de horas para que los perredistas que se comprometieron, por enésima ocasión, a aceptar lo que acordara la Comisión Nacional de Garantías, “sea lo que sea”, y a no recurrir al organismo “ajeno”, “calderonista” y “prianístico” del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, anunciaran que recurrirían a dicha instancia por no gustarles precisamente una resolución de la CNG.

Es verdad que no siempre son tan burdos los integrantes de Izquierda Unida –al menos no todos- y son más discretos en su doble juego –Hortensia Aragón interpuso un recurso en el tribunal de manera (casi) clandestina- , pero también lo es que nunca esperaron que la CNG pudiera tomar una resolución que afectara sus intereses. Con gran soberbia daban por hecho que contaban con mayoría “amarrada” en esa instancia y llegó a ser tal su jactancia que, en varias ocasiones, se atrevieron a anunciar prematuramente tiempos y contenidos de los fallos. Por eso no se preocuparon en sostener y argumentar con rigor sus posiciones ni en revisar la consistencia jurídica de sus recursos sino simplemente en estigmatizar al TFPJF por saber que se encontraba fuera de su control, así como en denostar a sus adversarios por pretender recurrir a él. En ese sentido es que, sin más razón que la de establecimiento de un reloj checador certificado por un acta notarial deficiente, quisieron hacer valer la chicanada de sabotear al Consejo Nacional que tenía la ineludible responsabilidad de nombrar dirigentes no obstante la premeditada ausencia del bloque pejista. El que no se hayan salido con la suya y ahora asuman que de tres miembros sólo tienen una militante incondicional en la CNG –su presidenta- les hizo dar un vuelco de 180° y utilizar el camino de las instituciones, lo cual, por cierto, es de celebrarse.

Es verdad que en quince ocasiones Izquierda Unida ha ido al tribunal en razón del proceso interno del PRD y que en una de ellas el mismísimo Alejandro Encinas acudió; pero resulta evidente que llegaron a la conclusión de que la única forma que tienen para revertir el triunfo de Jesús Ortega es que se resuelva internamente y se evite a toda costa la intervención del TFPJF. De ahí que los mismos que ahora presentan un recurso ante esa instancia federal para quejarse de la ratificación de Guadalupe Acosta Naranjo y Marta Dalia Gastelum, como Presidente y Secretaria General respectivamente, hicieran, una semana antes un mitin a las afueras del tribunal electoral para denunciar la intervención de “la mano de Calderón” por la resolución de sentido común que ordenó hacer el cómputo total y que no se cerrara con un patético 83%. Por supuesto, si realmente creyeran que el gobierno federal o, como dice Andrés Manuel López Obrador, el PRIAN lo controlan, entonces no estarían metiendo ahí sus recursos, ni hubieran votado a favor de los tres nuevos magistrados, ni estarían pasando el trance de tragarse sus palabras de manera tan grotesca.

El problema para los encinistas es cómo embonar la estrategia institucional de uno de los “partidos grandes” que gobierna a más de veinte millones de mexicanos, que posee una fuerza indudable en ambas cámaras y que compite electoralmente a lo largo y ancho del país con la lógica contrainstitucional de AMLO que apuesta por el anegamiento del sistema y la ingobernabilidad del país. Por eso es que lo mismo descalifican que acuden, insultan que cabildean, amenazan que aceptan las reglas. Saben que con la reciente interposición del recurso contra la CNG en el TFPJF les será muy difícil volver a insistir con el prurito, hipócrita por supuesto, de que no se asista al tribunal. Pero no resisten la idea de que alguien de Nueva Izquierda dirija el partido aunque sea por un lapso muy breve de tiempo. Así que su pragmatismo mal ocultado por su extremismo y estridencia verbal los lleva a legitimar a las instituciones que su líder indiscutible e incuestionado mando al diablo y romper con la lógica disfuncional del sistema al que se pretende hacer inoperante. En el momento justo guardaron su discurso y se fueron a pedir posada a la casa que maldicen, pero a la que acuden cada vez que lo requieren sus intereses.

Ahora bien, con independencia de sus propósitos, lo cierto es que IU está acudiendo a los órganos del Estado establecidos para dirimir controversias. El trauma del 2 de julio no alcanza para olvidarse de la última instancia electoral, aunque a ésta se le golpeé como acto de fe obradorista. Esperemos que por el bien de la izquierda política no se le condene a la incertidumbre al PRD y se mantengan los nombramientos de Guadalupe y Marta como sus dirigentes principales. Pero de cualquier manera nadie puede negarles el derecho de asistir a las instancias pertinentes, dentro y fuera del partido. Es obvio que al hacer uso de ellas están avalando la ruta pacífica y legal de transformación del país. Por eso: ¡Bienvenidos a las instituciones!


De paso…
Debate. El inicio del debate sobre la reforma energética demostró que el PRD no está solo en su defensa del petróleo como patrimonio nacional. La intervención de Beatriz Paredes, al menos que suceda el bochorno de ser desautorizada por su propio partido, dio el tiro de gracia a la iniciativa de Calderón…Y hablando del gobierno de facto, ojalá entienda que la lucha contra el crimen organizado debe ser un asunto de Estado y, por lo mismo, debe renunciar al modelo colombiano que podemos describir como la utilización populista del miedo como instrumento faccioso de la derecha para arribar y mantenerse en el poder…Hace bien Andrés Manuel en reconocer los aportes del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en la defensa del petróleo, pero hace muy mal en seguir alentando que su gente cercana vinculada a los medios de comunicación, como lo son columnistas y caricaturistas, lo sigan denostando. Congratulémonos de los discursos unitarios y rechacemos incongruencias, hipocresías y dobles medidas…Alejandro Encinas llamó a limpiar “el chuchinero”. Con ello no sólo se muerde la lengua sino que demuestra cual alejado está del ánimo sincero y genuino de llegar a acuerdos. En fin, entendamos el mensaje: el caudillo sigue soñando con imponer a su candidato…El acuerdo posible en el PRD es aquel que no parta de la rendición del otro. ¡Que alguien se lo comunique, por favor, al presidente legítimo¡…

6 comentarios:

jaacroy dijo...

EXCELENTE! BIEN PODRÍA TITULARSE COMO DECIMOS EN SONORA: AHÍ ES DONDE LA COCHI TORCIÓ EL RABO...
ADELANTE CON ESTAS CRÓNICAS QUE INFORMAN DE PRIMERA MANO A TODOSQUE PASA CERCA DE LA MANO QUE MECE LA CUNA.

Filosofa dijo...

Fernando, ¡Qué gusto encontrar por la red tu blog personal!... Bastante original el título.
Ameno el contenido.

Atentamente
Una lectora también en herejía política.

Saludos

Filosofa dijo...

Me urge comprar tu libro ¡je,je!- Ya estoy ahorrando para tal motivo.

Ojalá un día de estos puedas también -en cuanto lo adquiera- firmarlo.

¡Y ahora resulta que la inquisición ha regresado!
Saludos

Herejía Política dijo...

Filosofa, con mucho gusto pondré a tu disposición cualquiera de mis dos libros. Para ello te suplico llames en horas de oficina a cualquiera de estos tres números: 10858096, 97 y 98.

Hasta entonces

Filosofa dijo...

Muchas Gracias, Fernando; yo me comunico lo antes posible.

Continúa realizando tu excelente trabajo...yo continuaré leyendote.

Anónimo dijo...

hola que tal,soy estudiante de relaciones inetrnacionales en la UNAM. Me gustaria tomar algun curso o capacitacion politica en el partido,solo que no veo mucha informacion,estoy muy interesado junto con varios compañeros. espero nos puedan informar sobre capacitaciones. por su atencion gracias. moonkberry@hotmail.com
53900393/0445534205449